Desorganización y confusión sobre contratación de personal en Aña Cuá

El proyecto de maquinización de Aña Cuá provoca tal expectativa sobre la posibilidad de empleo para miles de compatriotas, que ha generado una oleada de interesados en trabajar en la mencionada obra que buscaban postularse en la comunidad de Ayolas, sin embargo, la situación en cuanto a la contratación es poco clara, y se teme que en realidad la ocupación laboral disponible sea mucho menor a la anunciada por políticos.

SLPSVCGXHZGH7OOHNTOWJGV7FM Desorganización y confusión sobre contratación de personal en Aña Cuá
El brazo Aña Cuá será readecuada para la implementación de nuevos generadores de energía- Foto: EBY

Si bien años atrás se estimaba que la obra beneficiaría a unas 3.000 personas directa e indirectamente con los trabajos en la obra, en la actualidad la estimación se redujo a solo 400 personas que podrían trabajar al menos en la primera etapa de la concreción del proyecto, cuya adjudicación de los trabajos al más corto plazo corresponde a la empresa  “Consorcio Aña Cuá Astaldi, Rovella-Carranza y Tecnoedil”, según los documentos contractuales de la licitación pública internacional N° 670.

La empresa en cuestión, aclaró en un comunicado que la incorporación de personal será de manera gradual y conforme al avance de las obras, sin hacer mención en ningún momento, acerca de la cifra estimada del personal que será necesario, por lo que los números dados a conocer a través de los discursos y las campañas con el Ministerio de de Trabajo son puras conjeturas.QUCOZ56UYNG27GK3TGSPAJQKRQ Desorganización y confusión sobre contratación de personal en Aña Cuá

«Las vacantes necesarias para los trabajos serán ocupadas de acuerdo al avance del desarrollo de las obras y no está contemplado en forma inmediata el ingreso de la totalidad del personal requerido para a construcción de las obras del proyecto, como se interpretó de algunas informaciones dada a conocer por el Consocio a los entes públicos de la nación», advertía el comunicado de la empresa, interpretándose fácilmente que todo se podía haber tratado de un mal entendido o bien, una vil estrategia que buscaba reditos politicos a través de la posibilidad de empleo para una población con una tasa cada vez más alta de desempleo.

Además, aclaraba en el mismo comunicado que «Se estima el inicio de obra en el primer semestre del año 2020, en las próximas semanas se comunicará la cantidad de gente para los primeros meses y el lugar donde podrán presentar la hoja de vida los interesados en trabajar en Aña Cuá», por lo que la empresa desacredita por completo la propia campaña que realizaba el Ministerio de trabajo, empleo y seguridad social, que invitaba a los interesados a postularse desde el sitio WEB de Para Empleo, dependiente de la misma organización.

La metida de pata no solo fue de la mano de la cartera estatal, sino también por parte de la Municipalidad de Ayolas y la Gobernación de Misiones, donde los propios funcionarios han recepcionado las carpetas de los más de 1.000 interesados que se presentaron desde los anuncios de la supuesta «Feria Laboral».IMG-20200122-WA0043 Desorganización y confusión sobre contratación de personal en Aña Cuá

Los flyers difundidos con los logos de estas organizaciones incluso brindaban una fecha de referencia, el pasado lunes 20 de enero, como día en el que debían de presentar sus documentaciones, aunque esto implique solo una especie de intermediación, ya que la empresa aclaraba que se anunciaría el dia donde se deberán presentar los respectivos postulantes con sus Hojas de Vida (C.V).

Así también, desde la propia entidad binacional Yacyreta, aclaraban, «De acuerdo con los Documentos Contractuales de la Licitación Pública Internacional N° 670, la contratación del personal es exclusiva responsabilidad del Contratista “Consorcio Aña Cuá Astaldi, Rovella-Carranza y Tecnoedil”, quien tendrá a su cargo la evaluación final para la admisión del personal, el cual será incorporado en forma gradual, conforme al plan de trabajo y al cronograma de ejecución de las obras.».

Los interesados en medio de la confusión, han intentado acercar sus carpetas a las oficinas de la gobernación de Misiones, la municipalidad de Ayolas e incluso hasta el local del SNPP de Ayolas, además de las propias oficinas del consorcio adjudicado con la licitación la obra.