Inmensa masa de agua presiona terraplén de la ruta IV

La apertura de embalses de los productores de arroz de la zona de Misiones, podría socavar la estructura de la vía que une Pilar con San Ignacio.

A las intensas precipitaciones de estos días, se suma la acción de los arroceros, que aumenta la presión del líquido sobre la vía de salida de los habitantes del Ñeembucú.

Existe el temor de que la ruta IV General José Eduvigis Díaz, que actualmente se encuentra en excelente estado, pueda sufrir daños que puedan marcar un retorno a épocas pasadas. Consultado sobre este momento crítico, el Ingeniero Francisco Griñó, responsable de la empresa T& C que se encarga del mantenimiento de la vía asfaltada, explicó que se trata de lluvias atípicas por su intensidad y la apertura de embalses por parte de productores de arroz de la zona.
la-gran-cantidad-de-agua-acumulada-al-costado-de-la-ruta-cuarta-general-jose-eduvigis-diaz-_970_526_1683622-300x163 Inmensa masa de agua presiona terraplén de la ruta IV

Resaltó que en varias oportunidades habían advertido al MOPC de la necesidad de instalar más alcantarillas en el trayecto, considerando que las actuales son insuficientes para el normal escurrimiento de las aguas en un departamento que se caracteriza por sus humedales.

Recordó que el pedido de la incorporación de más alcantarillas, la habían realizado hace más de un año, sin que las autoridades del ministerio autoricen esta necesaria ampliación. Lamentó que el diseño original de la ruta tuviera defectos en lo que respecta al drenaje de las aguas, afirmando que este detalle impacta negativamente por el efecto dique que genera, afectando a varios distritos del Ñeembucú.